Raimundo Cruzat, nuevo presidente del director de EPSA y Chairman del Congreso Internacional Trans-Port2021.

“En esta década San Antonio avanzará en su doble misión de consolidar su posición de liderazgo en el comercio exterior, mientras expande su infraestructura marítima, portuaria y de accesibilidad terrestre”.

Nota asociada a categoría: Principales Noticias

Prensa Trans-Port 2021

¿Qué balance hace Puerto San Antonio respecto al estado de recuperación de cargas que se está experimentando este primer semestre, ya pasado lo más complicado de la disrupción económica derivada de la pandemia del COVID-19 pero que actualmente genera coletazos en cuanto a lo comercial y operativo en la cadena logística portuaria y de comercio exterior? Entre enero y julio de este año, San Antonio transfirió 14.371.465 toneladas de carga general, cifra que representa un 11% más que igual período de 2020, lo que evidentemente es un balance positivo y que nos pone contentos. El liderazgo de San Antonio en transferencia de distintos tipos de mercancías se debe al compromiso de muchos actores que incluye concesionarios, trabajadores portuarios, los propios colaboradores de EPSA, transportistas, etc. Por otro lado, la congestión portuaria es un fenómeno mundial que ha cambiado las condiciones del mercado, con procesos en la cadena logística internacional que van mucho más allá de una tarifa determinada por un puerto u otro. De hecho, el costo para trasladar un contenedor hoy cuesta US$ 10.000 versus los US$1.000 de hace un año atrás, lo que naturalmente es un tema ajeno a nosotros y que responde a los costos que las navieras cobran a las cargas no solo en Chile, sino que hablamos de un alza que afecta a las cargas a nivel global. Respecto a las tarifas portuarias, San Antonio tiene una de las TUP más bajas del sistema portuario chileno y no ha existido un alza de aquel valor desde hace dos años. Sin embargo, existen algunos factores que escapan a nuestro campo de acción relativos al retiro de la carga que ya ha sido desembarcada y es aquí donde seguimos trabajando en conjunto con otros actores de la cadena logística para inyectarle más eficiencia al proceso terrestre y reducir los tiempos. El puerto trabaja 24/7 los 365 días al año, sin embargo, la otra punta de la cadena que son los que reciben la carga o mandatan su retiro del puerto no lo están realizando en los mismos horarios, generando un rezago de esta carga y que nuestra capacidad de acopio portuario se complete, haciendo menos eficiente los despachos de carga o recepciones. Hemos tenido buenos resultados al solicitar a los actores mayor coordinación, por ejemplo, creamos una mesa con la ANAC. Con ellos se generó una mesa semanal en la cual se coordinaron retiros en terceros turnos y habilitaron nuevas áreas para su recepción y despacho. Los dueños de la carga efectivamente han manifestado su preocupación por estas situaciones, las cuales al ser explicadas comprenden donde se genera. Y el esfuerzo que se les solicita es que puedan operar de forma continua al igual que los terminales portuarios, desde el retiro de carga desde los puertos, hasta la recepción en sus bodegas, en especial para los envíos que salen directo desde los concesionarios marítimos en dirección a las instalaciones de los consignatarios. ¿Cómo el puerto está manejando el creciente problema de cierre por marejadas y todas las externalidades que esto genera? Para el caso específico del cierre por marejadas o condiciones climáticas, hay que señalar que no es una medida que se tome de manera arbitraria y existen varios entes involucrados en ello. Debemos velar por, sobre todo, para que las faenas se realicen de forma segura, sin poner en riesgo la integridad de nuestros trabajadores, la infraestructura marítima y el medio ambiente ni tampoco de la carga a movilizar. La que dicta los parámetros para determinar el cierre o restricciones de la operación portuaria es la Autoridad Marítima, con quienes estamos en permanente contacto para enfrentar condiciones meteorológicas adversas y un trabajo conjunto en la materia para poder modificar la altura de ola máxima permitida en las operaciones de zarpe y recalada de las naves que realizan transferencia de carga en nuestros 4 terminales concesionados. La competitividad es muy relevante, y para ser competitivos necesitamos tener el puerto abierto y de manera segura la mayor cantidad de días posible. En ese sentido, hay que destacar que San Antonio se convirtió en el primer puerto del país en contar con un sistema robusto e integrado de enfilaciones electrónicas para permitir el ingreso de naves con visibilidad reducida. Se trata de señalizaciones virtuales que permiten la recalada de embarcaciones sin la necesidad de tener visible todas las enfilaciones físicas. Por otro lado, actualmente contamos con un sistema de pronóstico de oleaje, que nos permite planificar con mayor precisión nuestra operación ante los eventos meteorológicos que afectan nuestra costa. El reforzamiento del sistema de medición en tiempo real de Vientos, Corrientes, Mareas, Oleaje y Visibilidad (VCMOV) también forma parte del plan, lo que implicó la instalación de una segunda estación meteorológica y una segunda boya de monitoreo oceanográfico. Esto generará una mejor data para la toma de decisiones de la Autoridad Marítima en torno a las restricciones o cierres del puerto. Otro hito relacionado con la eficiencia de la operación está relacionado con el simulador del Centro de Instrucción y Capacitación Marítima (CIMAR), con el cual se recrearon la bahía de San Antonio, las instalaciones del puerto y el tipo de naves que recalan. Respecto a los proyectos en el corto y mediano plazo, existe una labor coordinada entre la Autoridad Marítima y los concesionarios para ejecutar un plan que permita enfrentar de manera eficiente este tipo de fenómenos naturales, con el fin de mejorar el actual sistema de Control de Tráfico Marítimo (VTS). Esperamos también la próxima instalación del Centro Integrado de Control Portuario (CICPort), un proyecto que constará de un edificio donde habrá personal de Puerto San Antonio y de la Armada de Chile a cargo de la operación y mantenimiento. Se busca con ello entregar mayor seguridad a las naves, aumentar el control de tráfico y así hacer más eficiente la toma de decisiones de apertura y cierre de puertos, aprovechando las ventanas de tiempos disponibles de mejor manera. ¿Respecto al Proyecto de Puerto Exterior, cuál es su estado de situación y cómo se visualiza la relación ciudad-puerto con las nuevas autoridades municipales de San Antonio? En cuanto a Puerto Exterior, es un proyecto del Estado de Chile que asegurará la operación portuaria necesaria para los próximos 100 años que requiere el país. Permitirá ampliar paulatinamente la capacidad de transferencia de carga en San Antonio hasta llegar a movilizar un total de 6 millones de TEU /año, aumentando a más del doble la capacidad de transferencia actual de la Región de Valparaíso. Con ello, estaremos habilitados además para atender naves portacontenedores de última generación de 400 metros de eslora (largo), las que en la actualidad no pueden atracar en ningún puerto del país. Tendrá impactos positivos en la comuna y Provincia de San Antonio, permitiendo una gran actividad económica y generando importantes beneficios en materia de empleos directos e indirectos, conectividad vial, vivienda, gastronomía, turismo y comercio local, entre otros ámbitos. En materia de empleo, sólo en la etapa de construcción del proyecto, que tendría una duración de 8 años aproximadamente, se requerirá la contratación de 1.100 trabajadores, llegando a un peak en torno a 2.200 puestos de trabajo en el período de mayor demanda. Asimismo, para cuando Puerto Exterior esté operando a su plena capacidad, se sumarán 2.000 nuevos trabajadores portuarios a la operación, los que se adicionarán a la dotación actual. Continuando con la tramitación ambiental del proyecto Puerto Exterior y una vez concluida la participación ciudadana, en marzo de este año solicitamos al Servicio de Evaluación Ambiental una prórroga hasta el 31 de mayo de 2022 para dar respuestas satisfactorias a las observaciones contenidas en el Informe Consolidado de Solicitud de Aclaraciones, Rectificaciones y/o Ampliaciones (ICSARA). La solicitud se fundamenta en que las consultas recibidas requerirán respuestas basadas en la ejecución de estudios específicos y de actividades en terreno que necesariamente deben abarcar las cuatro estaciones del año, junto a la elaboración de informes que, en su conjunto, permitirán entregar en forma adecuada las respuestas a las aclaraciones, rectificaciones y/o ampliaciones solicitadas. El Puerto Exterior de San Antonio es una oportunidad para lograr una adecuada armonía entre la actividad portuaria y la ciudad, ya que dará respuestas a problemáticas actuales y permitirá crear un nuevo orden urbano para San Antonio. Estamos convencidos que el diálogo es la fórmula para lograr el desarrollo de toda la provincia y para establecer una correcta relación ciudad-puerto. Por lo mismo, ya estamos gestionando conversaciones oficiales con las autoridades recién asumidas para construir una nueva forma de relacionarnos, sin perjuicio de que ya hemos tenido algunas llamadas telefónicas y sostuvimos un encuentro con algunos concejales que nos pidieron conocer en terreno las obras del proyecto turístico Paseo Borde Costero Norte. Queremos destacar que, en la etapa de diseño del Puerto Exterior de San Antonio, una de las prioridades ha sido que el proyecto signifique un aporte urbano. Para la fase de construcción se ha considerado la utilización de infraestructura ferroviaria y nuevas soluciones viales, con el objetivo de disminuir la cantidad de vehículos a cargo del traslado de material pétreo en las ciudades, y, en consecuencia, sus posibles impactos en la vialidad urbana de San Antonio y Llolleo. Trans-Port 2021 ofrecerá un amplio abanico de ponencias sobre mejores prácticas y casos de éxito a nivel global en materias de digitalización y sostenibilidad. ¿Cómo recibe Puerto San Antonio la invitación a participar de este evento y qué expectativas les genera? El evento cuenta con un amplio respaldo institucional del sector público y privado, siendo Puerto San Antonio uno de los principales patrocinadores. Atrae a miles de personas y exponen navieros, fabricantes de naves, de productos y todo lo relacionado con materia marítima. Es una ventana de este sector para todo el mundo, y San Antonio tiene que estar presente, no solo por la relevancia de nuestro puerto hoy, sino también porque estamos comprometidos con un proyecto importante que es aumentar la capacidad de transferencia de carga. Esta instancia internacional permite intercambiar exposiciones, tecnologías e información. Es un punto de encuentro ideal para socializar un proyecto tan importante como el Puerto Exterior. Decidimos ser unos de los principales patrocinadores de Trans-Port 2021 porque estamos asumiendo nuestro rol como puerto estratégico del país, y además considerando el tremendo desafío que implica nuestro proyecto de crecimiento.

Mas Información

Más info

info@trans-port.cl +56 2 25307000

CasaPiedra, Santiago - Chile

VII EXHIBICIÓN Y Congreso Internacional de la Industria Marítima Portuaria para Latinoamérica